La radio: medio de comunicación, lenguaje radiofónico y procesos de producción

El profesor Carlos Toro, apasionado por la radio y coordinador académico de Mediax – Gente de Medios – , colaboró en el Diplomado en Gerencia de Medios el día martes 13 de junio dando una clase sobre el lenguaje radiofónico y los procesos de producción de ese medio. Por medio de videos desarrollados para la plataforma e-learning de MEDIAX, los presentes pudieron ver de forma diferente y dinámica los elementos más importantes del lenguaje radial y de la producción radiofónica.

Listó el profesor las características más propias de la radio, entre ellas sus bajos costos, lo directa y personal que es la comunicación por esa vía, lo impactante y avasallante que puede ser las audiencias, la instantaneidad y rapidez de su transmisión y su fácil acceso. Este conjunto de elementos forma entonces un arma fundamental para que los actores del medio puedan persuadir – en un buen sentido – a los oyentes y poder llevar información a las audiencias por medio de programas de calidad para que sea tomada de la mejor manera. La radio no es más que la búsqueda de atraer al oyente a través de todos los elementos radiofónicos y semánticos que se necesitan para su producción.

El primer video proyectado por el profesor trataba sobre el lenguaje radiofónico. Explica que el lenguaje radiofónico es un conjunto de formas sonoras y no sonoras representadas por el lenguaje  verbal, musical, efectos sonoros y silencios. Los productores deben conocer todas las características especiales de este medio para poder darle el protagonismo que sus producciones requieren y poder alcanzar las expectativas de cada formato. Existen dos dimensiones en la radio: la dimensión semántica – que son los signos del lenguaje utilizados y normalizados universalmente para la estructuración de conceptos –  y la dimensión estética – que son la expresión de las radiaciones que hacen más atractivos los mensajes inspirando emociones en los oyentes. Estas dos dimensiones suman entonces y se funden para formar lo que vendría siendo el mensaje radial, resultado de las interacciones entre ambas dimensiones. El mensaje radiofónico, de ser formado utilizado adecuadamente las características propias del medio, debe permitir que los oyentes formen imágenes mentales con los recursos que son expuestos en el mensaje y en el programa. El recurso más importante e imprescindible del mensaje radiofónico es, por supuesto, la palabra. Sin palabras, los mensajes transmitidos en la radio carecerían completamente de sentido pues es el recurso que tiene la carga de comunicación expresiva más clara y evidente.

La improvisación, otro recurso que puede enriquecer la producción radiofónica, consiste en naturalidad y originalidad en los mensajes expresados. En el video, el profesor explica que para que una improvisación sea realmente exitosa debe trabajarse sobre tres elementos claves. En primer lugar, no se debe hablar de lo que no se conoce, pues se corre el riesgo de empobrecer la calidad de los contenidos y de cometer errores. En segundo lugar, no se debe salir de los temas principales abriendo espacios para divagar en varios temas que, quizás, ni conexiones tienen entre ellos. Y, en tercer lugar, la improvisación será realmente exitosa solamente si el locutor puede liberarse físicamente, relajarse para poder brindad la naturalidad necesaria a la actuación improvisada.

El profesor resaltó cuatro elementos fundamentales para la producción radial: el guión, la voz, la ambientación y la técnica.  Es gracias a estos cuatro elementos que se puede hacer mucho más sencilla la producción de programas de radio. La elaboración de un guión, por su parte, aporta un método de escritura que aporta un orden determinado para las secciones y los temas a tratar en el programa, así como algunos elementos técnicos que suman efectos para el programa. Para la elaboración de un buen guión, es esencial que lea constantemente para poder aportar elementos literarios interesantes y originales. Asimismo, es importante para la radio que el guión se realice mediante un lenguaje sencillo y coloquial para poder llegar a las audiencias y permitirles que se sientan identificados con el programa. Por otra parte, la voz de un locutor talentoso y elocuente es también fundamental para la elaboración de un programa de radio. Para hacer una buena locución es importante que el locutor sepa actuar, modular y controlar su tonalidad al hablar. La ambientación con efectos de sonido, aunque a veces no lo parezca, es una de las cosas que más aporta personalidad a un programa de radio pues hace mucho más fácil a la imaginación la creación de imágenes mentales que se dirijan a lo que se escucha en el programa. Y la técnica son todos los conocimientos y elementos tecnológicos con los que se debe contar para poder realizar una comunicación radiofónica. Todos los elementos técnicos han de utilizarse inteligentemente para que puedan calar con todos los otros elementos y hagan del programa uno completo y coherente que agrade a los oyentes.

El segundo video proyectado para la participación del profesor Carlos Toro en el marco del Diplomado en Gerencia de Medios trató sobre los procesos de producción radiofónica. La producción radial es la administración de recursos necesarios para hacer programas radiofónicos. Esta definición se basa en los principios administrativos para la producción – la organización, la planificación, la dirección y ejecución y los controles o supervisión – y en las etapas para la producción radial – la preproducción, la producción o grabación y la postproducción –. La aplicación correcta de los principios administrativos en las etapas de producción puede garantizar entonces que el producto radiofónico final será de la mejor calidad posible.

Profundizando en las etapas para la producción radial, el video expone que la preproducción es todo el proceso previo a la grabación del programa de radio, se debe comenzar por tener una idea que se desarrollará en tema del contenido del programa. La segunda fase de la preproducción es la investigación documental – y musical – que se debe realizar sobre el tema que se tratará en la producción y la síntesis y el análisis que ha de hacerse del mismo. Esta investigación es supremamente importante porque es la que enriquecerá los contenidos del programa. La elaboración del guion es la tercera fase de la preproducción radiofónica. Es allí donde se define el orden de las ideas y temas que se tratarán a lo largo del programa. El plan de producción es la siguiente fase de la producción, y consiste en la organización y planificación de todo lo necesario para poder proceder a la grabación del programa. Dentro del plan de producción debe hacerse un plan administrativo que incluya todas las herramientas y materiales necesarias para el desarrollo del programa. Allí mismo, debe hacerse un plan de organización del personal necesario para la elaboración del producto radial, ya sea el personal técnico, productores, directores, editores, asesores de contenidos, musicalizadores, operadores de audio, locutores, narradores, etc. El plan administrativo es de suma importancia pues sin él no se podrían proyectar todos los trabajos y todas las herramientas y esfuerzos necesarios para que pueda mantenerse la emisora o el canal y para que pueda subsistir.  La preproducción también incluye un plan de mercadeo y publicidad para el programa a ser producido.

Una vez conversados los elementos importantes para el proceso de preproducción radial, comentó el profesor Toro que la radio tiene un problema: es fugaz. Como la radio se difunde por transmisiones en vivo, es posible que algunos de los contenidos se escapen de la atención de los oyentes por diversas razones. Los oyentes, cuando esto pasa, no tienen la posibilidad de retroceder para escuchar. Es por esto que la radio como medio de comunicación tiene un reto particular que es el de mantener la atención constante del oyente para que no se escapen detalles del contenido transmitido y para que esa rapidez de transmisión del contenido no represente un mayor problema al no poder su cumplir su intención principal: informar. La audiencia de la radio primero oye y se interesa por un programa o un tema en particular, luego escucha con más atención y finalmente comprende. Es por esto que hay que ser lento y cuidadoso en no permitir que se escapen detalles de información a los oyentes. Estos detalles se cuidan siempre desde el proceso de producción radial.

Un tercer video mostrado durante la conferencia del profesor Carlos Toro, profundiza en algunos detalles del proceso de producción y postproducción. Entre los recursos más importantes para la producción está la puntualidad de todos los actores que se involucrarán en los procesos de producción. Es importante que los locutores, técnicos, operadores y productores estén en el sitio de grabación en el tiempo indicado para que el trabajo pueda salir a la hora y en el tiempo estimado, esto requiere mucho respeto al tiempo de los demás. En la etapa de postproducción es aquella que le da el toque mágico a lo que fue preparado y grabado en los procesos anteriores. Es allí donde se agregan los efectos de ambientación y se finalizan todos los detalles. En la postproducción se hace la limpieza y la edición simple del material grabado, la musicalización y el montaje de los efectos sonoros según lo indique el guion preparado en la preproducción y se agregan algunos efectos técnicos para trabajar los planos sonoros, la resonancia, los filtros, etc.

El profesor Carlos Toro, para finalizar con su ponencia y luego de haber profundizado en todos los elementos necesarios para la producción de un programa de radio de calidad, recordó a los oyentes que la radio es esencialmente sentimiento y emoción. Los productores y actores de los programas de radio deben ser apasionados y sentir con emoción aquello que están transmitiendo para poder hacer a los oyentes sentir lo mismo y con las mismas pasiones. Sin sentimiento y emoción nunca será posible que la radio sea lo que debe ser, nunca será posible que enganche y que atrape a las audiencias. La radio, a través de sus contenidos y ambientación, no debe entonces solo quedarse en un plano informativo, sino que debe trascender a planos más profundos despertando emociones y creando piezas audiovisuales en nuestra imaginación. Invitó entonces el profesor Carlos Toro a los participantes del Diplomado en Gerencia de Medios a que participen de este medio de comunicación y que retomen la producción de buenos programas de calidad que enriquezcan la radio venezolana.

Valentina Pérez Muskus

¿Qué Opinas?

Tu Comentario